Un planeta en llamas: el problema con los incendios forestales

Home / Bosque / Un planeta en llamas: el problema con los incendios forestales

El mundo entero ha tenido sus ojos en Australia desde hace un tiempo. Las imágenes y videos de la lucha contra los incendios y por la supervivencia de personas así como animales nos han conmovido a todos. Los incendios forestales allí han matado a 33 personas y a más de mil millones de animales, al tiempo que dañan gravemente el ecosistema. Los incendios forestales australianos son un ejemplo reciente y drástico del problema de los incendios forestales. Sin embargo, de lejos no son los únicos. Cada año, hay innumerables incendios forestales en todo el mundo, algunos más grandes que otros. Dentro de Europa, Portugal, España y Grecia son generalmente los países más afectados por ellos. Y con el aumento global de las temperaturas, el peligro de incendios forestales aumenta.

 

Cataluña responde

El verano pasado, las temperaturas en España alcanzaron más de 40ºC y hubo una advertencia constante de posibles incendios forestales. En Cataluña, por ejemplo, un incendio ardía durante días antes de que pudiera ser extinguido. Como respuesta al riesgo omnipresente de incendios forestales, organizaciones como la Fundación Pau Costa (FPC) y el Grupo de Actuaciones Forestales (GRAF) se fundaron en Cataluña en 2011 y 2002, respectivamente.

elnacional.cat GRAF

La FPC se dedica a la recopilación y el intercambio de conocimientos sobre incendios forestales y cómo manejarlos. La fundación tiene como objetivo operar a nivel nacional e internacional. GRAF ha establecido un sistema de vigilancia de riesgos de incendio en áreas forestales catalanas. Esto les permite estar alerta ante los riesgos actuales de incendio y supervisar a los bomberos en el campo en caso de incendio.
 

Consecuencias devastadoras

Desde octubre de 2019, se estima que más de mil millones de animales murieron en los incendios forestales de Australia. La vida silvestre no solo pierde su vida directamente a través del fuego, sino también porque los animales pierden su hábitat, lo que les deja sin suficiente comida y refugio para sobrevivir. Muchas especies ya anteriormente en peligro de extinción se están extinguiendo porque los últimos de su clase mueren en los incendios o de sus efectos. Incluso los animales en áreas que no han sido directamente afectadas por los incendios luchan por sobrevivir debido al cambio en el ecosistema.

Las consecuencias ambientales son igualmente vastas. Por un lado, las áreas circundantes y los ríos están contaminados con cenizas. Además del número increíblemente alto de plantas que se han quemado en los incendios, una gran cantidad de los insectos que generalmente polinizarían las plantas sobrevivientes se han ido, lo que nuevamente disminuye la población de las plantas de forma masiva. El daño causado por los gases de efecto invernadero (GEI) es doble: la quema extensa de biomasa libera GEI en la atmósfera. Además, a través de la disminución de las áreas forestales que sirven como sumidero natural, se puede almacenar menos GEI. Este no es solo un problema local, sino que también tiene consecuencias a nivel mundial.

Unbenannt
 

Un círculo vicioso

La quema de bosques contribuye al cambio climático. A su vez, el cambio climático aumenta el riesgo de incendios forestales. Es un círculo vicioso. Sin embargo, eso no significa que los humanos no tengan oportunidad de intervenir. Uno de los principales impulsores del cambio climático son las energías fósiles, como la industria del carbón. La economía de Australia se basa en gran medida en la minería del carbón. Eso no significa que solamente podamos culpar a la industria australiana. Dicho carbón está destinado principalmente a la exportación, siendo Europa un importante importador. De esa manera, reducir nuestro propio uso de energías fósiles es una forma de disminuir el riesgo de incendios forestales. Este es solo un ejemplo de cómo los procesos económicos y ecológicos en todo el mundo están entrelazados.

 

Social Forest

Social Forest trabaja para reducir el riesgo de incendios forestales de dos maneras principales. A través de las técnicas forestales correctas, se puede restringir la propagación de incendios forestales. Los pasos necesarios para reducir el riesgo de propagación de incendios forestales son parte de la gestión forestal sostenible de Social Forest.

michal-parzuchowski-ProdpBFQ3SY-unsplash

Además de esta acción directa, Social Forest tiene un impacto indirecto en los incendios forestales a través de la contribución en los esfuerzos contra el cambio climático. Además de otros efectos ambientales positivos como el aumento de la biodiversidad, Social Forest permite el almacenamiento de CO2 a través de la gestión sostenible de los bosques. Como empresa, tiene la oportunidad de apoyarnos en esa iniciativa. A través de la conexión de sus empleados con el bosque, esta también es una oportunidad para fomentar un profundo sentido de responsabilidad ecológica en su organización. Comprender la necesidad y el beneficio que conlleva tener una convivencia armoniosa con la naturaleza y la gravedad del daño que se produce al explotar sus recursos es un paso importante para cuidar el medio ambiente. Para obtener más información sobre cómo trabajar con nosotros, ¡visita el sitio web Social Forest!

 

ODS relacionados

S_SDG_Icons-01-03S_SDG_Icons-01-12S_SDG_Icons-01-13S_SDG_Icons-01-15

 
 
 
 
 
 

Recent Posts